Una proteína en el cerebro puede ayudar con el estrés.


The Press Association reporta que “una proteína de la ansiedad en el cerebro podría conducir a nuevos tratamientos para el estrés y la depresión”. Esto se debe a que “la proteína neuropsina es controlada por la amígdala, una región profunda en el cerebro que desempeña un papel clave en las respuestas emocionales”. Los científicos sugieren que si se crea una droga que “ataque la vía biológica de la neuropsina se podrían proporcionar nuevos tratamientos para el desorden de estrés postraumático y otros trastornos de ansiedad”.

El estudio fue dirigido por el Dr. Robert Pawlak de la Universidad de Leicester. El mismo declaró: “Se sabía con anterioridad de que ciertos individuos son más susceptibles a los efectos perjudiciales del estrés que otros. Aunque la mayoría de nosotros experimentamos algunos eventos traumáticos, sólo algunos desarrollamos trastornos psiquiátricos asociados con el estrés como la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés postraumático. Las razones de esto no son claras”.

El estudio fue publicado en la revista Nature.

Por Patricia Rivero.
Nombre :

Correo electrónico :

Comentarios :